Crimen de Lucio Dupuy: el pedido de Abigail Páez que genera repudio en las redes

0
17

Así fue confirmado por fuentes de la Unidad Penitenciaria donde se encuentra alojada, en San Luis. En caso de producirse los efectos esperados, permanecerá en una cárcel de mujeres.

Crimen de Lucio Dupuy: el pedido de Abigail Páez que genera repudio en las redes

Aunque la hormonización con testosterona no es una solicitud habitual en un penal de mujeres, fuentes del Servicio Penitenciario de San Luis informaron que algunas convictas ya lo han consultado, entre ellas Abigail Páez, recientemente condenada por el homicidio triplemente agravado de Lucio Dupuy.

La noticia trascendió un día después de que la asesina ya mencionada y su pareja, Magdalena Espósito Valenti, fueran sentenciadas por el Tribunal de Santa Rosa, La Pampa, por el crimen del niño de cinco años, hijo de Espósito Valenti, asesinado a golpes el 26 de noviembre de 2021.

De acuerdo a lo informado por personal del penal , la posibilidad de someterse a una terapia hormonal masculinizante fue «una de las primeras cosas que preguntó Abigail Páez cuando ingresó a la unidad». De hecho, la homicida ya había consultado por este proceso de cambio de sexo antes de asesinar al menor.

Por otro lado, desde la Unidad Penitenciaria puntana aseguraron que «no está previsto que una mujer, aunque complete ese proceso hormonal, vaya a una cárcel de hombres», razón por la cual la pareja de Espósito Valenti permanecerá en una cárcel femenina, sea cual fuere el resultado del tratamiento que aún no ha comenzado a realizar.

En tanto, especialistas del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires indicaron que la terapia hormonal masculinizante es una manera de «adecuar el cuerpo a la identidad y género auto percibido mediante la administración de hormonas», al mismo tiempo que señalaron que no existe una única terapia para realizarlo: «hay distintas combinaciones de drogas que se administran teniendo en cuenta los cambios corporales deseados por cada persona, así como su estado clínico y la relación riesgo-beneficio de las drogas en cada caso».

El proceso consiste en la administración de inyecciones de testosterona para aumentar el nivel de las hormonas masculinas en el cuerpo femenino, detener los ciclos menstruales y reducir la capacidad de los ovarios en la producción de estrógeno, pudiendo afectar a la fertilidad del paciente. Este es el tratamiento que recibirá Abigail con los estudios clínicos previos de rigor, para luego decidir si desea someterse a una cirugía de cambio de sexo.

Lo esperable es que entre los primeros 2 y 6 meses comience a haber cambios: la menstruación es lo primero que debiera detenerse mientras que, alcanzados los 12 meses, la voz tenderá a agravarse, dando paso también al crecimiento del vello facial y corporal en las zonas que los hombres suelen tenerlo. En tanto, la totalidad de la evolución hacia las modificaciones deseadas están previstas desde los 2 a los 5 años de terapia hormonal.

En medio de la crisis psicológica que tiene la convicta según el personal de la cárcel, Páez expresó su temor a que el tratamiento no surta efecto «por la edad» (27 años) que actualmente tiene y, por esa razón, señaló también la posibilidad de extirparse las mamas, ya que se considera del género no binario.

En torno al costeo de la hormonización, desde el Servicio Penitenciario no especificaron a cargo de quién estará, pero dejaron entrever que una parte la abonará el Estado, a través de los contribuyentes puntanos.

Por supuesto, esto generó repudio e indignación en las redes sociales, donde los usuarios se manifestaron molestos de que sea el Estado – a través de los impuestos de los ciudadanos – quien financie este tratamiento para la asesina de Lucio.

Déjanos tu comentario