Estados Unidos: protestas por la muerte de joven negro a manos de la policía

0
1

El hombre de 25 años huía a pie de la policía, que había intentado detenerlo por una infracción de tránsito. Según medio locales, recibió en cuerpo 60 impactos de bala.

Estados Unidos: protestas por la muerte de joven negro a manos de la policía

La muerte de Jayland Walker, un joven negro de 25 años atacado a tiros por la policía en Akron, provocó este viernes manifestaciones en esta ciudad cercana a Cleveland, en el norte de Estados Unidos.

Walker murió el lunes mientras huía a pie de la policía, que antes lo persiguió en auto al no haber logrado detenerlo por una infracción de tráfico. En un comunicado, la policía de la ciudad dijo que el conductor disparó a los agentes cuando lo perseguían.

«Las acciones del sospechoso hicieron que los oficiales percibieran una amenaza letal contra ellos» y «dispararon con sus armas, matándolo», indicó el texto. Las fuerzas de seguridad afirman que encontraron un arma en el coche abandonado por el joven.

Los policías implicados en su muerte se hallan bajo suspensión administrativa a la espera de que concluya la investigación judicial. También se abrió una investigación interna que deberá hacer públicas en los próximos días las grabaciones de las cámaras portátiles que llevaban consigo los agentes.

La policía no dio detalles del tiroteo, pero, según la prensa local, ocho agentes dispararon más de 90 balas contra Walker. «Lo alcanzaron 60 veces», dijo en Twitter la organización Black Lives Matter.

La familia de Jayland Walker reclamó el jueves una explicación a las autoridades y pidió en rueda de prensa que las manifestaciones sigan siendo pacíficas, como viene ocurriendo desde el miércoles frente a la municipalidad y la comisaría en Akron.

«Él no era un monstruo, nunca cometió un crimen en su vida», dijo a los periodistas el abogado de la familia, Bobby DiCello. «Jayland era un buen chico, nunca causó problemas», comentó su tía Lajuana Walker-Dawkins.

En ese marco, autoridades municipales decidieron cancelar un festival anual previsto para el fin de semana por la independencia nacional de Estados Unidos, que se celebra el 4 de julio, porque no lo considera «un momento para fiestas».

Déjanos tu comentario