Fue catalogada como la mujer más sexy del mundo y ahora su vida es una pesadilla

0
2

Una reconocida revista eligió a la golfista Paige Spiranac como la más sexy y ahora sufre acoso en las redes y en la calle. «Tengo mucho miedo y no salgo de casa», afirma.

Fue catalogada como la mujer más sexy del mundo y ahora su vida es una pesadilla

En su edición del 21 de junio pasado, la revista Maxim elegía a La golfista e influencer Paige Spiranac como “la mujer más sexy del mundo”, al aparecer en primer lugar en una lista de cien personas.

“Si me hubieras dicho en el último año de universidad que mi vida tomaría este camino, me habría reído en tu cara. Nunca esperé que sucediera nada de esto, pero estoy muy agradecida de que haya sucedido”, expresó Spiranac en entrevista con la citada publicación.

A los 22 años ganó el 100º Campeonato Match Play de la Asociación de Golf de Mujeres de Colorado, lo que generó una explosión en sus redes sociales. “Pasé de tener 500 seguidores a 100.000 de la noche a la mañana. Mi vida cambió por completo en un abrir y cerrar de ojos”, reveló.

“Para mí, ser sexy tiene que ver con la confianza y con sentirte cómoda en tu propia piel… Ahora estoy muy orgullosa de seguir a tantas mujeres increíbles que han llevado el título durante años antes que yo”, afirmaba en esa entrevista que acabó por transformarla en una influencer con millones de seguidores.

Sin embargo, con el correr de pocos días su orgullo se convirtió en un calvario del que ahora quiere salir, una pesadilla de la que quiere despertar. Es que su popularidad y exposición pública desataron un acoso sistemático, tanto en redes sociales (en Instagram tiene 3,5 millones de seguidores) como en la vía pública.

“La situación empeora cada vez más. Tengo mucho miedo y no salgo de casa. Empiezo a sentir que vivo en una burbuja, y es algo que nunca había experimentado. No sé quién está ahí fuera, quién me sigue, quién me acosa. Sé que mucha gente dice, ‘bueno, eso es parte de tu trabajo’. Pero no, no debería”, declara ahora la joven.

Como ejemplo de lo que se sucede cotidianamente, relata: “Un hombre se me acercó y me pidió una foto y no le di mayor importancia. Pero luego comenzó a decir que lo había estafado con 10.000 dólares y empezó a amenazarme. Fue una situación realmente aterradora”.

“Resulta que este hombre fue estafado por un perfil falso que alguien creó haciéndose pasar por mí y tenía un número falso, estaba desquiciado”, añade la influencer, subrayando que ahora está “lidiando con estos problemas de seguridad”.

Déjanos tu comentario