La macabra advertencia de la mamá de Lucio Dupuy a su pareja: «Que no se te vaya la mano»

0
10

Magdalena Espósito Valenti, plenamente consciente de la violencia que sufría su hijo en manos de su pareja, está imputada por el abuso y asesinato del menor, con el agravante del vínculo.

La macabra advertencia de la mamá de Lucio Dupuy a su pareja: «Que no se te vaya la mano»Abigail Páez y Magdalena Espósito Valenti.

A una semana de conocerse la sentencia para Magdalena Espósito Valenti y Abigail Páez por el abuso y asesinato de Lucio Dupuy, continúan trascendiendo diversas pruebas que fueron presentadas a lo largo del juicio, de las cuales han resultado verdaderamente aberrantes los chats revelados entre las imputadas.

Allí se puede ver claramente que la mamá del niño de 5 años torturado en reiteradas oportunidades estuvo siempre al tanto de la violencia que le perpetraba su pareja al menor. Uno de los mensajes enviados por Espósito Valenti a Páez decía lo siguiente: «Que no se te vaya la mano que nos vamos a mandar una cagada».

De esta manera, la madre de Lucio entregaba en manos de su pareja el cuidado del menor, sabiendo el odio que Abigail Páez tenía por él. Otro de los mensajes que se enviaban entre ellas reveló cómo decían que Lucio interfería en sus vidas: «Estoy harta. Yo tengo que estar todo el día con este pendejo», escribió la novia de Magdalena Espósito Valenti.

Además de asegurar que el niño le «amargaba la vida», la pareja de la mamá de Lucio hacía pasar hambre al niño, lo exponía debajo de la lluvia a modo de penitencia y lo golpeaba por el simple hecho de vomitar. Todo esto con la anuencia de Espósito Valenti quien, por el vínculo materno, debería haber protegido al niño de cinco años de semejante monstruo.

«¿Cómo le pegaste? ¿Ya van dos veces que vomita?», le consultó en uno de los chats Magdalena Espósito a Abigail Páez, dejando entrever que ella fue igual de monstruosa que su pareja con el trato que le daba a su propio hijo.

El próximo 2 de febrero se conocerá el veredicto por parte de los jueces del Tribunal de Santa Rosa, La Pampa, en la causa donde las acusadas fueron imputadas por «homicidio triplemente calificado por el vínculo y con ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante y con acceso carnal por su duración y formas concretas de realización y con acceso carnal vía anal, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado».

Déjanos tu comentario